Home / Lifestyle / “A mi manera, sin pechos ni cabello”: el cáncer de mama convirtió a Carla Hill en una guerrera
Carla Hill vistió su corona de plumas y a ritmo de calipso recordó su pasión por los carnavales de Trinidad y Tobago. (Grethel Delgado / SFNS)
Carla Hill vistió su corona de plumas y a ritmo de calipso recordó su pasión por los carnavales de Trinidad y Tobago. (Grethel Delgado / SFNS)

“A mi manera, sin pechos ni cabello”: el cáncer de mama convirtió a Carla Hill en una guerrera

Un almuerzo en honor a los sobrevivientes de cáncer de mama, organizado por la Ciudad de North Miami, se celebró este viernes 13 de octubre en el Joe Celestin Center.

En el marco del mes de la prevención del cáncer de mama, el Breast Cancer Awareness Luncheon tuvo como plato fuerte los testimonios de quienes han enfrentado esta enfermedad.

Por Grethel Delgado
South Florida News Service
@SFNS_News • Instagram• Facebook 

Los asistentes, vestidos con elementos color rosa en solidaridad con pacientes y sobrevivientes de la enfermedad, compartieron con autoridades de la Ciudad de North Miami en una tarde de historias inspiradoras.

Carol Keys, concejala del Distrito 2 de la Ciudad de North Miami, explicó que este tipo de actividades se realizan a menudo como parte de las acciones para crear conciencia sobre la enfermedad.

“Es un recordatorio para que todos se revisen periódicamente y estén pendientes de su salud, porque le puede tocar a cualquiera. Sin embargo, una detección temprana asegura un mejor resultado del tratamiento, y eso es lo que la Ciudad de North Miami quiere para todos sus habitantes”, comentó Keys.

Carla Hill fue una de las sobrevivientes que ofreció una inspiradora charla acerca de los acontecimientos que han cambiado su vida y la convirtieron en una guerrera.

Carla, quien asistió acompañada por su esposo Marlon Hill, fue porrista del Miami Dolphins, y a pesar de los embates de una enfermedad que deja marcas imborrables, su capacidad para emocionar al público es cada vez mayor.

Hill se identifica como una “breastless beauty”, y esta “belleza sin senos” es precisamente lo que define su actitud. Después de un trasplante de riñón y del cáncer de mama de un pecho, primero, y del otro, años después, se sometió a una doble mastectomía.

Honesta, familiar, explicó a los asistentes que siempre había sido “una niña buena”, sin hábitos nocivos como cigarrillos o drogas. “Me ejercitaba regularmente y llevaba una vida sana, pero nadie puede controlar la aparición de esta enfermedad. Sin embargo, sí puedes controlar lo que pasa después”, dijo.

Carla sabe que la batalla no termina cuando los doctores confirman que ya no queda huella de cáncer en el organismo.

Una de las mayores satisfacciones es hablar con su comunidad, alertar sobre la necesidad de hacerse chequeos para detectar a tiempo la presencia de la enfermedad y poder combatirla con mejores armas.

“Si tuviera que acercarme a una mujer que acaba de enterarse que tiene la enfermedad, la invitaría a investigar todo lo que está pasando con su cuerpo y sobre todo a seguir adelante y saber que tú eres tu mejor defensora, y tu prioridad en la vida es estar para quienes te necesitan y enfocarte en lo que te apasiona”, agregó.

Ser auténtica, libre y segura de sí misma ha despertado respeto, curiosidad, pero también las burlas de quienes no entienden su postura. “Las mujeres no son sus pechos o su cabello, sino su mente. Ahí está el poder”, dijo Carla. De ahí que no eligiera la reconstrucción de sus senos, ni guiarse por un estándar de belleza femenina.

“Muchas veces he escuchado a las personas burlarse de mí cuando entro a un lugar. Se preguntan si soy un hombre porque no tengo pechos, y yo digo, ‘sí, un hombre muy apuesto’, porque nada me impide sentirme hermosa y fuerte. El hecho de que no tenga pechos y mi pelo sea corto no me hace menos femenina. Lo que realmente importa es vivir en tu verdad, y agradecer a diario por estar aquí”, explicó Carla.

“Vivo auténticamente, y toma mucho tiempo encontrarse a uno mismo, darse cuenta de que lo importante no es que la sociedad te acepte según los parámetros actuales, sino que tú te sientas cómoda con la persona que eres”, dijo Carla, quien lleva dos años libre de cáncer.

“No ha sido fácil, un día estoy feliz y otro no tanto. He aprendido a gritar, llorar y manejar muchas emociones. Pero al final del día, la confianza es lo que me da fuerzas para seguir”, afirmó.

Pero nada le ha impedido seguir disfrutando en la pista de los carnavales de Trinidad y Tobago, donde cada vez que tiene la oportunidad se viste con un bikini y coloridas plumas, como una “Bacanal lady”, título de su canción favorita, del cantautor trinitense David Rudder.

Entre los sobrevivientes se encontraba Keith Jarrett, de 70 años, que pertenece a una minoría de hombres con esta enfermedad, pues el cáncer de mama masculino representa menos del 1% de estos casos, según un reporte reciente del Instituto Nacional del Cáncer. Jarrett recordó su incredulidad cuando le informaron del diagnóstico.

“En 2008 encontré un pequeño bulto en mi pecho y mi hija, que es enfermera, me dijo que tenía que atenderlo seriamente pues podría ser cáncer de mama. Y yo le dije: ‘sí, claro’. Cuando me hicieron un chequeo, ahí estaba. Fue muy sorpresivo, jamás me habría imaginado que podía pasarme, y mucho menos ese tipo de cáncer. Para evitar que apareciera de nuevo me decidí por la mastectomía doble”, explicó.

Por su parte, la poeta Rebecca “Butterfly” Vaughns interpretó un poema inspirado en los héroes de la vida cotidiana, que nos inspiran y ayudar a seguir. Aunque no es una sobreviviente de cáncer de mama, confesó a este medio que todos nos hemos curado de alguna herida.

“Todos somos sobrevivientes de algo, sea de cáncer, del suicidio, o de cualquier otro golpe de la vida. Pero lo importante es cómo enfrentamos los problemas, cómo decidimos seguir viviendo”.

x

Check Also

One of the rooms in the Satellite show in early December. (Natalie Sarracino/SFNS)

The art fair that’s #NotBasel

The non-conventional Satellite art show made its third-year appearance in Miami Beach last week once again hoping to tackle the elitist stereotypes typically associated with Art Basel and Miami Art Week said the show’s founder. Satellite is setting itself apart from the rest by branding themselves as #NotBasel said Brian Whiteley. According to its website the show is the “antagonist to ...